Imprimir

VERSION IMPRESION

La cocaína y sus peligros para la salud

Los métodos de administración de lo cocaína no sólo determinan los efectos primarios que sienta el consumidor, sino también los potenciales peligros para su salud. Son tres las formas existentes para consumir cocaína. Por un lado la forma más común o habitual entre los consumidores de la actualidad, mediante vía intranasal, siendo aspirada por la nariz.

Por vía intravenosa también puede ser consumida la cocaína, es decir directamente al torrente sanguíneo a través de una inyección. En cambio, la droga también puede ser fumada, sobre todo si se trata de los cristales de cocaína, como la cocaína base o el crack.

Como decíamos, cada forma determinará los efectos que sienta el consumidor, así como los potenciales peligros. De todas maneras, y amén de la forma utilizada para la administración de la cocaína, existen riesgos comunes para la persona.

Riesgos según el método de consumo

El método con el cual se puede alcanzar el máximo de los efectos producidos por la cocaína, es el de la vía intravenosa, el cual, por cierto, es el que trae aparejado los mayores riesgos. No sólo está la posible afección por infecciones, sino también la posibilidad de contraer todo tipo de enfermedades sanguíneas, cono el virus del HIV.

Para aquellos que fumen la cocaína, los riesgos se relacionan directamente con el aparato respiratorio, además de eventuales problemas de cáncer. En el caso de cuando la cocaína es esnifada, los efectos potenciales pueden ser el sangrado nasal crónico, problemas al respirar o la pérdida del olfato.

Como decíamos, más allá de la forma en que se consuma, hay efectos propios de cada forma de administración de la cocaína. Estos radican en problemas respiratorios, problemas intestinales, cardíacos e incluso la muerte súbita.

Consumodedrogas.net ©2008 todos los derechos reservados

Imprimir | volver <<